Tomada de la edición impresa del 24 de agosto del 2008

El juego de los heterónimos

Las obras de Leopoldo De Trazegnies (Lima, 1941) se venden por internet y las últimas siete han sido editadas por él. | FOTO: AGENCIA EFE

FOTO: AGENCIA EFE

Las obras de Leopoldo De Trazegnies (Lima, 1941) se venden por internet y las últimas siete han sido editadas por él.

El escritor Leopoldo de Trazegnies edita a cinco poetas desconocidos.

EFE
SEVILLA/ESPAÑA


El escritor peruano Leopoldo de Trazegnies ha retomado el juego literario de los heterónimos y de los manuscritos perdidos en “Cinco poetas antiguos desconocidos”, que él editó.

La obra, según De Trazegnies es “poesía interpuesta” y lo explica así: “no me veo a mí mismo escribiendo poesía directamente. Si la reencarnación existiera, yo hubiera sido esos poetas de otras épocas y hubiera escrito así, pero como no existe se trata de pura intuición, de literatura”.

El primero de estos poetas es Teodognis de Alejandría, quien nace el mismo año en que Alejandro Magno funda la ciudad, y sus versos son reflejo del dolor que le produce el rechazo de su amada. Del romano Sextus Piscius Caelianus, hombre de ciencia y de letras, sólo se conservó la “Lección de Arquitectura” que se reproduce en este libro. De Trazegnies demostró debilidad por él porque pasó toda su vida en la ciudad de Itálica, cuyas ruinas se conservan cerca de Sevilla.

Al persa Shakir Wa’el, el autor le tiene devoción por haber llegado a Granada procedente de Siria, en el momento en que la corte se trasladaba del Albaicín a La Alhambra, cuya construcción se estaba concluyendo. Por último están los poemas del chino Wang Bai-Yi, quien también padeció un amor sin correspondencia, y de la china Kuei Shi, enamorada de él pero que en sus versos comprende que esté enamorado de otra.

El autor los conoce mediante otro heterónimo, el polígrafo, políglota y bibliófilo peruano “L.Tamaral”, quien obtuvo una colección de manuscritos, incluidos los de estos “Cinco poetas antiguos olvidados”.