COMPARTIR EN:

Ir a la página principal

AFORISMOS CONOCIDOS DE L. TAMARAL

 

Nota: La mayoría de los aforismos que produjo L. Tamaral fueron orales, en conversaciones o conferencias. Estos que aquí se indican provienen de personas que lo conocieron y tuvieron la sabiduría de recordarlos y la amabilidad de enviármelos. Incluímos bajo el título de "Aforismos misóginos" los que se atribuyen a Tamaral como "Aforismos malditos" aunque presentan serias dudas sobre su autoría. Agradecemos encarecidamente a todos los que hacen posible esta página.

  • Así en la literatura como en el sexo, líbranos Señor de todo mal. Amén.
  • Escribo aforismos y no textos largos por cortesía hacia el lector.
  • El placer de definir inaugurado por Adán perdura en nuestros días.
  • Cuando parcelaron el Edén y construyeron encima bonitos chalets, tuvieron que echar de los jardines a Adán y Eva porque se comían las manzanas de los árboles de los vecinos. A nuestros primeros abuelos desterrados no les quedó más alternativa que ganarse el sustento con sus manos: readmitidos como jardineros. Desde entonces, el derecho a la vida reposa en el derecho al trabajo.
  • La alarmante falta de sentido del humor de don Quijote, propia de todo buen loco, hace que sus actitudes muevan a risa.
  • La existencia de la locura me hace dudar de que exista el espíritu, a no ser que sea una enfermedad de fantasmas.
  • Me gustaría que me tradujeran porque así tendría la oportunidad de ver mis textos mejorados.
  • Mientras los ricos compiten por el petróleo, los pobres luchan por el agua.
  • Prefiero hombres libres y economías esclavas, que mercados libres y trabajadores esclavos.
  • Excepto con el dinero, las carencias nos enriquecen.
  • Cuanto más conozco a los demás, más deseo quererme a mí mismo.
  • Hay cosas que no admiten otra mirada (que la cínica).
  • La civilización del secretismo se caracteriza porque todos somos judíos con algo que ocultar. Lo peor es la terrible facilidad hispánica para pasar de perseguido a inquisidor.
  • En los países que tienen la mayoría de la población indígena en la indigencia es indecente defender ideas liberales.
  • Los pesimistas no podríamos resistir si no fuéramos tan optimistas.
  • No hay nada más triste que la "z" de tristeza.
  • La memoria ya sólo me alcanza para saber en qué libro, en qué estantería de la mente, se encuentra lo que busco.
  • Hace tiempo que no leo autores cuyo apellido empieza a partir de la letra S, debido a que suelen estar en las estanterías más bajas de las bibliotecas y mi espalda se resiste a agacharse. Por eso no leo a Shakespeare.
  • A veces uno se siente tan desesperanzado como si estuviera esperando el autobús en medio del desierto.
  • En literatura hay también dos Españas, la culteranista de Góngora y la auténtica de Quevedo.
  • La gran paradoja: si tienes amor, nada más te hace falta, pero si no lo tienes, todo lo que poseas te sobra.
  • Los que escribimos somos grandes mentirosos, pero siempre con la sinceridad por delante.
  • Uno puede ser siempre el tercero en discordia, pero no perder la esperanza de llegar algún día el primero.
  • La verdadera soledad es la que no se puede dejar de compartir.
  • Sólo las olas nos devuelven las imágenes perdidas, el horizonte nada sabe de nuestras profundidades.
  • La vida consiste en la minuciosa preparación de nuestro suicidio.
  • La vida es un viaje en un vagón desenganchado, viendo cómo se aleja el paisaje vertiginosamente.
  • La edad adulta empieza cuando se deja de imitar a los demás.
  • La melancolía es el recuerdo de la pasión perdida.
  • La naturaleza nos muestra su pacífico verde y esconde el rojo sangre para no herirnos.
  • La arquitectura, como el cuerpo humano, depende de sus moradores: si una casa está habitada por una persona seductora es un edificio hermoso.
  • Amo, luego existo. Tengo pasiones, luego soy mortal.
  • Tolerancia es lo que practica el más fuerte en las pausas entre dos agresiones a los más débiles.
  • La soledad es buena compañera, cuando es la única.
  • Cuando se es rico es fácil reírse de los demás, cuando se es pobre es fácil reírse de uno mismo.
  • No quisiera ser inmortal para no perderme lo que haya después de la muerte.
  • En contra de lo que pudieran opinar los clásicos no siempre el deseo de perfección se acerca a la belleza; he encontrado más belleza en los burdeles que en las iglesias.
  • El hombre es un simulacro de actor, su drama consiste en no saber a qué personaje representa.
  • Nadie es tan joven como para poder asegurar que al día siguiente seguirá vivo, o tan viejo como para pensar que al día siguiente estará muerto.
  • Los esquimales tienen doscientas voces para describir el color blanco. Yo busco el pueblo que tenga el mismo número de vocablos para matizar el amor.
  • Hay gente que pasa por la vida como si fuera en avión.
  • Todo lo que he escrito está basado en malentendidos; y lo que he pensado, en la sorpresa.
  • La dignidad es soportarse a uno mismo sin ayuda de nadie.
  • El hombre tiene una sola edad que escoge libremente, para usarla el resto de su vida.
  • Lo ideal sería llegar a morirse gozando de plena salud.
  • Las catástrofes y las guerras son una desgracia para los pobres, y el mejor negocio para los ricos.
  • Si Dios existe es espantosamente cruel y no merece ser adorado.
  • De todos los dioses del Olimpo, el cristianismo ha escogido al más cruel y vengativo.
  • Los limeños arrastramos la neblina por el mundo como niños con un juguete transparente.
  • Los funambulistas saben que al alcanzar el punto de equilibrio es cuando tienen mayor peligro, un exceso de equilibrio es la causa de muchas caídas.
  • Ahora que me estoy quedando ciego empiezo a descubrir más claridades.
  • Mi apellido es una empalizada de letras, con una melancólica Z invisible en el medio.
  • El hombre es un animal extraño, donde lo dejen, se pone a construir fortalezas y galerías.
  • Es en lo inefable, en lo metaliterario, donde habitan los hombres.
  • Los hombres son dóciles y feroces, como las ocas.
  • Para poder alcanzar la cordura hay que amar con locura.
  • Si la vida es una película los que tenemos más de 90 años ya estamos saliendo del cine.
  • El llanto de un viejo es el llanto de un niño sabio.
  • Hay quien se representa la poesía como un todo. Yo en cambio soy como un pocero, la extraigo cubo a cubo con mucha dificultad y nunca estoy seguro de que esté suficientemente clara. (¿Y quién me cambió el viejo balde por el culto cubo?).
  • Mucho me temo que todos mis heterónimos escriban mejor que yo.
  • El silencio es una de las cosas que más nos hace amar a este mundo. Y el ruido despreciarlo. Sólo concibo la música como una modulación del silencio, lo demás es bulla.
  • A juzgar por las desgracias del mundo, creería antes en la existencia del Demonio que en la de Dios.
  • Hay que agradecerle a Mahoma que contra su prohibición de beber vino se haya escrito gran parte de la mejor poesía árabe.
  • La vida es muy simple, uno está aquí para reflexionar.
  • No se estudia para conocer el pasado sino para crear el futuro.
  • La inspiración es un instante de armonía en la desarmonía del mundo.
  • Peor que ser ciego en Granada es ser vidente en Eritrea.
  • Si Dios tuviera que valorar alguna virtud humana sería la capacidad de rebelarse contra la injusticia divina.
  • La belleza es aquello que nos produce emociones agradables. El placer es la belleza de los sentidos.
  • Fundamentalmente hay que ser fieles a las ideas y a las bibliotecas.
  • La amistad es la relación fría entre dos personas que han descubierto que pueden enriquecerse mutuamente. Un buen ejemplo sería el de dos socios de una empresa.
  • Todo en el mundo es aproximado. Nada es exacto, ni las matemáticas que consideran que el infinito tiene un valor determinado.
  • Cuando el hombre se organiza bien se convierte en hormiga.
  • Sin Dios el hombre adquiere su ínfima grandeza.
  • La Libertad sin Justicia es como un caballo de cartón mojado.
  • La juventud es un estado de feliz engaño; la vejez de desgraciada realidad.
  • Sobrevivir frente a las calamidades del mundo por medio del arte o la literatura es una forma de soportar nuestra indignidad.
  • No soy supersticioso, pero temo a las casualidades.
  • En el amor soy muy egoísta: a cambio pido lo mismo.
  • Todo lo malo está en la Naturaleza, todo lo bueno también. El punto de inflexión es el hombre.
  • La única clasificación de personas que no me parece absurda es la que las divide entre las personas que tenemos los dientes incisivos centrales separados y las que los tienen pegados.
  • Hasta en los más pintados se cagan las moscas.
  • La depresión es un mundo que ha perdido su magia, un mundo sin poesía.
  • Creo, con los epicúreos, que la vida es fundamentalmente placer. Aparte del placer sexual que es el más evidente, hay otros placeres importantes como el de la soledad y el de la compañía y el placer de dar placer y el de recibirlo y el placer de descubrir la belleza oculta de las cosas y muchos más que constituyen el placer de existir.
  • Escribir no salva a nadie de la locura ni de la cárcel, pero tampoco perjudica. Escribir es marturbarse con las ideas, porque lo natural es hablar, comunicarse.
  • Los bosques hacen pequeños e inmortales a los hombres.
  • La naturaleza no es sabia, es necia; no pone agua en los desiertos que más la necesitan y llueve a cántaros en las ciénagas tropicales.
  • Tal vez no sea el principal, pero uno de los defectos más graves es la facilidad para pasar de perseguido a perseguidor, de judío a inquisidor y la torpeza con que lo hacemos.
  • "Pienso", primera persona del verbo pensar, es también lo que comen los caballos.
  • El tiempo es una vacuna contra la juventud.
  • El hábito de fumar es muy parecido al hábito de fabular.
  • El sexo como única función reproductora me parece obsceno.
  • Prefiero la intuición aproximada a la razón exacta, prefiero el arte a las matemáticas.
  • Comer solo es como reflexionar con el estómago.
  • Hasta que todas las iglesias no se hayan transformado en bibliotecas este mundo no estará libre de fanatismos.
  • Hay que ser implacable con las ideas, no con las personas.
  • Oponer la sinrazón a la razón es irracional.
  • Desde que dejé de creer en Dios, en los médicos y en el amor, me siento libre.
  • El erotismo también es un refugio.
  • Los peores son los más devotos: necesitan la religión para hacerse perdonar sus maldades.
  • En su origen, la ternura y la nostalgia eran líquidos y tenían el mismo color caramelo. El tiempo los endureció y los hizo difíciles de masticar.
  • A veces los "principios" se oponen a la Justicia. Cuando oigo que alguien es un "hombre de principios" me echo a temblar.
  • Una mujer, una palabra y un vaso de vino, son las tres mejores cosas a las que puede aspirar un hombre.
  • No se debe confundir la complicidad con la tolerancia. Cuando se calla ante un abuso no se es tolerante, se es cómplice.
  • El "Principio de autoridad" es la forma jerarquizada de machacar al débil.
  • Siempre he pensado que había pasado la mayor parte de mi vida en la duda, pero lo cierto es que ahora lo estoy dudando.
  • Lo que sólo puede expresarse de forma aburrida, más vale dejarlo en silencio.
  • La amistad es la ceniza de un amor nunca encendido.
  • Más importante que el amor es el arte y más importante que el arte es el amor.
  • Probablemente Dios sea el espacio vacío, la posibilidad de todo, es decir, la Nada.
  • A los ingleses no les gusta visitar países sino sacar a pasear el suyo en trasatlántico.
  • No regales un libro que no hayas leído y no des consejos que no te hayas aplicado; ni siquiera éste.
  • Cristo fue tan suicida como Sócrates.
  • La felicidad consiste en resignarte a no ser feliz.
  • La vida es un teatro con un apuntador borracho.
  • El ser humano es un animal repugnante, sólo el Arte le ofrece la oportunidad de liberarse.
  • Me es imposible ser fiel a mí mismo porque nunca he sido nadie.
  • Tengo la sensación de haber nacido detrás de una ventana.
  • Ecologistas: la principal fuente de contaminación de la naturaleza es la propia naturaleza.
  • No creo que los pobladores de este planeta sean tan estúpidos como aparentan, deben existir razones económicas ocultas.
  • El principal defecto hispánico es convertir la tenacidad en tozudez.
  • El hombre es un burro para el hombre.
  • Algún día terminaremos por entendernos, mientras tanto sólo tenemos la cultura.
  • El "espíritu de equipo" es el eufemismo de la "actitud gregaria".
  • Además del fanatismo agresivo hay otro sordo, tozudo y silencioso, que es peor.
  • No reflexionamos para saber quiénes somos, sabemos quienes somos cuando reflexionamos.
  • Yo aceptaría ir al cielo siempre que me dieran la llave para poder salir de noche.
  • Lo trágico es morirnos antes de que nos dé igual.
  • Uno se despierta cuando se le acaban los sueños.
  • No hay mayor emoción que la de la Razón.
  • España ha sido siempre racista, sobre todo con los nacionales.
  • Temo a los cobardes porque son muy agresivos.
  • Un trabajador malo se arruina sólo a sí mismo. Un empresario malo arruina a todos sus trabajadores.
  • Procura no asustar a tu médico, puede ser peligroso.
  • La aplicación general de la ley genera injusticias individuales.
  • Fumar puros en la calle y tener colgado un jamón en la cocina son signos claros de riqueza, entre los pobres.
  • Más que seducir, Don Juan Tenorio violaba.
  • Peor que una pelea de mendigos por un mendrugo es la asamblea de accionistas de una multinacional.
  • Las "fotos carnet" han sido más efectivas en la seguridad ciudadana que las pistolas policiales.
  • Los anglo-sajones se ríen de ellos mismos e insultan a los demás. Los hispanos nos reímos de los demás y nos insultamos a nosotros mismos.
  • No tildes a nadie de desconocido porque puedes hacerlo famoso.
  • Quien no admira ni es admirado no puede querer ni ser querido.
  • Perseguir la felicidad es una desgracia, tantearla es como podar rosas en la oscuridad.
  • Arte dramático es el que recrea una situación, arte literario es el que te la cuenta. Muchas novelas tienen más del primero que del segundo.
  • Las sociedades transgresoras producen individuos intolerantes, y viceversa.
  • La Filosofía intenta desentrañar las primeras razones de nuestra existencia. La Poesía, las últimas sinrazones de nuestros sueños.
  • Cuanto más se disfruta de sí mismo más generoso se puede ser.
  • El lenguaje sólo sirve para transmitir lo superficial, al igual que las matemáticas que sólo sirven para hacer cuentas. La Literatura en el primer caso, y la Filosofía en el segundo, intentan superar esa limitación.
  • ¿Creó Dios el mundo porque no soportaba la soledad eterna?
  • El pecado hispano no es la envidia, como se suele afirmar, sino la malquerencia.
  • Cristo hubiera estado más de acuerdo con Karl Marx que con Pio XII.
  • Primero es la vida y después la poesía.
  • Los hay que de puro antiguos parecen innovadores y progresistas.
  • La incomprensión entre dos personas puede ser tan grande como la de dos peces que intentaran hablarse de redoma a redoma.
  • La poesía es la música del intelecto.
  • La amistad es una confluencia azarosa de intereses.
  • No se debe matar al mensajero, pero tampoco sentarlo a su mesa. En el caso de que la noticia sea falsa y el mensajero lo sepa, se le puede matar.
  • La redención del hombre no llegará por la religión sino por el arte y la literatura.
  • Unamuno era un búho religioso.
  • Siguiendo a Descartes, cuando duermo no pienso, luego cuando duermo no existo. Y es extraño: no añoro en absoluto la vida.
  • Un país sin literatura es como un ojo sin pupila.
  • En el fondo, lo que un hombre admira de una mujer es su inteligencia.
  • La locura tiene un magnetismo inverso: los polos iguales se atraen entre sí.
  • Abro con cautela la página de necrológicas del periódico por temor a encontrar mi propia esquela.
  • La democracia norteamericana es perfecta, cuando no están de acuerdo con un gobernante lo matan.
  • Algunos van por la vida como conquistadores de América: Indulgentes consigo mismos pero bestialmente rigurosos con los demás.
  • Que se pusieran de moda los incómodos pantalones vaqueros (blue jeans) es una prueba más de la estupidez colectiva.
  • Si el terremoto de Lisboa fue obra de Dios, Dios es un canalla; si fue obra del Diablo, Dios es un inútil.
  • Lo que importa no es la acción sino la actitud.
  • La voz "Epitafio" suena al último silbido de burla del difunto.
  • La medicina es imperfecta porque está en manos de científicos, si estuviera en manos de artistas estaría mucho más avanzada.
  • El mendigo español es uno de los pocos mendigos del mundo que cuando le das limosna no se va sino que te pide más.
  • El humor es el perfume más amargo del dolor.
  • ¿Habrá quien todavía pretenda vivir en armonía con la naturaleza después de la explosión del Krakatoa?
  • Desgraciadamente, es frecuente que la amabilidad encubra la ineptitud.
  • La mayor virtud de la derecha política es saber acusar.
  • Hay anuncios publicitarios más engañosos que los titulares del diario ABC.
  • Sevilla es una ciudad sur-realista.
  • No hay mayor humillación que recibir elogios de tu enemigo.
  • La muerte es la peor de las injusticias.
  • Si tuviera alguna vocación sería la de poeta ruso.
  • Los chimpancés no se parecen a nosotros, nosotros nos parecemos a los chimpancés.
  • Cuando yo me hablo a mí mismo ¿a quién le hablo?
  • A veces hay que apagar las luces para poder ver.
  • La Justicia es ciega y la injusticia gasta una visión muy aguda.
  • Siempre me ha sorprendido la seriedad con la que se juega al fútbol.
  • España es el país ideal para vivir de los millonarios porque todo se arregla con dinero.
  • El segundo gran defecto español es el secretismo, el primero me lo callo.
  • Otro grave defecto hispano es el desprecio, y otra de sus virtudes el olvido, que es otra forma de desprecio.
  • El automovilista desprecia al peatón y el peatón al automovilista, lo sorprendente es que al cabo del día se intercambian varias veces los papeles.
  • Nos despreciamos unos a otros con verdadero interés.
  • Nos despreciamos hasta a nosotros mismos.
  • Uno se olvida más rápido de lo que dice que de lo que oye.
  • Los más insensibles, los menos conscientes de sí mismos, los que contemplan la vida como una película ajena, los que no recuerdan, no añoran, no se preguntan nada, en fin, los que ni siquiera aman, son los mejor preparados para sobrevivir en nuestra sociedad.
  • Siempre he sido una mala compañía para los pusilánimes.
  • Corrigiendo a Schopenhauer opino que un demonio no habría creado este mundo para recrearse en la contemplación de su dolor, sino para hartarse de reir.
  • La realidad es una plataforma en un mundo intangible.
  • Cuando me siento bien, me siento mal.
  • Lo único que perdurará de nosotros serán nuestros sentimientos.
  • La desconfianza es el primer síntoma de xenofobia y la venganza es la última defensa de la víctima.
  • No creo en las religiones, profeso la dignidad humana.
  • Todo lo que tendría que decir en mi defensa lo llevo escrito en mis genes.
  • La vida es un aprendizaje de soledad.
  • No es posible que la mierda de cuerpo que tenemos produzca pensamientos elevados. La conciencia tiene que ser otra cosa.
  • Los humoristas gráficos deberían aprender caligrafía.
  • La peor maldición gitana: Que te mueras soñando con la persona que nunca te amó.
  • No me gusta la rigurosidad, ni siquiera la de la ley.
  • Somos la novela de Dios... mal escrita.
  • Para vivir hace falta ser muy valiente.
  • El elemento más destructivo de la naturaleza, el fuego, ha sido también el más beneficioso para la civilización.
  • La economía es una seudociencia condicionada por los intereses de los más ricos.
  • Percibimos la música del universo tras las bambalinas de las estrellas.
  • Los boleros son amores superados, los tangos pueden llevar al suicidio.
  • Si te ven débil te atacan. Es la ley de la selva.
  • Es de estúpidos ir a buscar en otra religión lo que se ha rechazado en la propia.
  • Para ser un soñador hay que andar muy despierto.
  • Las ramas finas impiden podar las gruesas.
  • A los libros les suelen sobrar muchas letras, yo los sacudo antes de leerlos.
  • TAMARALIAS:
      * No soy hijo ni nieto de socialistas. El socialista soy yo.
      * Cuando me muera quisiera vivir en París.
  • España fue una cofradía de túnicas negras que ya sólo vemos en Semana Santa.
  • Envejecer es el arte de simplificar la vida.
  • No seríamos capaces de soportar el transcurrir del tiempo si no supiéramos vivir como inmortales.
  • Malaventurados aquellos a los que la belleza les produce melancolía, entre los que me cuento.
  • A los millonarios hartos de dólares hay que escucharlos como a los borrachos hartos de vino.
  • La vejez es algo voluntario.
  • En la narrativa nada hay menos literario que los diálogos.
  • Normalmente la Derecha, cuando defiende sus privilegios, es mucho más violenta que la Izquierda cuando reclama sus derechos.
  • La naturaleza es hermosa, pero cuánta gente se muere en primavera.
  • La religión es una contaminación de la cultura y la teología de la filosofía.
  • El sexo es lo único que va mejorando durante toda la vida.
  • Si Dios existe su mejor virtud es que los seres humanos no creamos en su existencia.
  • Para la literatura no hace tanta falta la imaginación como la capacidad de asombro.


    AFORISMOS MISOGINOS

  • Afortunadamente las putas nos resarcen de las putadas que nos hacen las mujeres decentes.
  • Hay mujeres que piensan que hacer el amor es dejar que una apisonadora les pase por encima.
  • Existen honestas profesionales del sexo y deshonestas profesionales del amor.
  • Las monjas y las prostitutas son las únicas mujeres capaces de hacer ese acto heroico que consiste en renunciar al amor individual.
  • Las mujeres y la madera de teka tienen la misma dureza, aunque la teka es menos opaca.
  • En el amor, todo lo que los hombres tienen de irresponsables las mujeres lo tienen de calculadoras.
  • La única manera de soportar a una mujer es amándola.
  • El enamoramiento es un estado de ofuscación que nos impide ver que la mujer amada es exactamente igual a todas las demás.
  • ¿Es el amor una fuga incontrolable de vanidad? ¿Son los celos esa misma vanidad herida?
  • Si no las quiere el que ellas quieren que las quiera, se dejan querer por cualquiera. Si no los quiere la que ellos quieren que los quiera, no dejan que nadie más la quiera. Esto explicaría que algunas mujeres despechadas se vuelvan putas: "¡Si no soy tuya seré de todos!". Y algunos hombres asesinos: "¡Si no eres mía no serás de nadie!".
  • Paradoja: algunas mujeres feas son guapas, y las guapas terminan siendo feas.
  • Las mujeres tienden a enamorarse de los médicos porque piensan que con el mismo cuidado que les curan el cuerpo les pueden curar el alma.
  • La mujer prefiere seducir a amar.
  • Para curar el amor hace falta segregar veneno.
  • Si las mujeres tuviesen la misma sexualidad que los hombres el mundo sería una orgía perpetua.
  • Lo peor que le puede pasar a una mujer es desperdiciar su vida enamorada de un idiota; y lo peor que le puede ocurrir a un hombre es: ser ese idiota.
  • Qué lindas las niñas. ¡Si tuviesen alma!
  • Como las abejas, las mujeres destilan miel, pero pican con veneno.
  • La mujer es cazadora de un sólo tiro y le da igual haber matado un ratón que un oso.
  • Las mujeres sienten debilidad por los hombres que las desprecian.
  • Las mujeres usan el sexo como arma secreta.
  • La única diferencia entre las prostitutas y las "decentes" es que las primeras fingen exclusivamente por dinero y el resto lo hace por más motivos.
  • La mayoría de las mujeres que son fanáticas de la limpieza tienen apariencia de sucias.
  • La inteligencia también es belleza y el sexo amor.
  • A las mujeres les gustan los hombres con sentido del humor y a los hombres nos gustan las mujeres que se ríen de nuestras gracias. Es un milagro que las mujeres no se casen con payasos y los hombres con retrasadas mentales.
  • Las mujeres, cuando uno cree que no son frías, calculadoras y egoístas es porque son frías, calculadoras y egoístas.
  • Este no es un aforismo de Tamaral pero él lo oyó y lo repitió: La mujer no busca un esposo sino un sponsor.

    IR A LA PAGINA PRINCIPAL
    VOLVER A AFORISMOS
    PAGINA ACTUALIZADA EL 01/01/2016

     


  •  

     

     

     

     


    free web stats