VOLVER_________SIGUIENTE

Conjeturas y otras cojudeces de un sudaca

INTRALOGO

Sumido en esta grave lujuria mental, que es escribir para uno mismo, es inevitable meditar sobre el puñado de asuntos llamados trascendentes, como la cultura, el placer, el trabajo, el amor y la muerte sin ignorar que las cuestiones más profundas son las que menos palabras admiten.

"Ando y ando, si he de morir que sea entre los tréboles", con estas palabras zanjó el poeta oriental el problema de la vida.

"Comamos y bebamos, si la muerte nos ha de llegar al menos que nos coja hartos", es un enfoque bastante más hispánico del mismo asunto.

Al negro Nicomedes Santa Cruz (decimista, rimador y jaranero peruano) le pregunté en una entrevista qué pensaba de la muerte y me respondió:

-"¡Qué cojudeces pregunta usted, compadre!".

Las tres frases precedentes encierran a mi entender gran sabiduría, porque se puede hablar de todas las formas de agotar la vida, de los momentos anteriores a la muerte (y de los posteriores al amor, es decir, de la soledad) pero de la muerte en sí misma, nada. Me quedaría, sin embargo, con la respuesta de un lector anónimo sevillano que muestra una actitud mucho más trágica que los anteriores:

-"A mí es que la muerte me da risa"- me dijo.

(Aunque no creo que mantengan estas posturas filosóficas los más de tres mil condenados a la máxima pena al norte de Chihuahua -casi todos casualmente pertenecientes a las minorías de origen oriental, latino y africano, o sea, AntiWASP- que aguardan en los corredores de la muerte para ser civilizadamente gaseados o electrocutados. No existe, que yo sepa, una filosofía carcelaria. En tales ambientes los preludios suelen ser más dramáticos que el final y la sabiduría oriental, hispánica o africana no sirve para nada; se termina tirando por el water de las prisiones, digo yo).

A sabiendas que no se puede hablar de estos temas sin riesgo de volverse cojudo del todo, pero consciente también de que los seres humanos, sobre todo los de barrio, nos caracterizamos por ser hormigueros de contradicciones, he intentado transcribir algunas impresiones, más que reflexiones, relacionadas con ellos.

 

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 4/12/1999