Ir a la página principal                                                                         BITACORA (bitácora - Weblog)

   
Localice en este documento

COMENTARIOS BREVES por L. de Trazegnies Granda

A arte C cine L literatura P política S sociedad

L.- Casualidades literarias (27/2/2006)

        Rafael Cansinos Assens (Sevilla 1882 - 1964) no tuvo éxito en su tiempo a pesar de haber escrito magníficas novelas, ensayos y poesía. El mismo lo reconoce implícitamente en su enigmática obra "El divino fracaso" (1918), que editorialmente también fue un divino fracaso, pero no pareció importarle mucho. Su editor le decía: "Sus libros se venden poco y lentamente... Es una injusticia pero es así... Usted escribe para los exquisitos, que son una minoría... Yo le edito a usted por puro afecto...".

        Pertenece a la generación flotante entre el 98 y el 27. Era un erudito heterodoxo, amante de los grandes novelistas rusos, estudioso del Islam y el judaísmo, políglota, se ganaba la vida como periodista del diario "La Correspondencia" y como traductor de clásicos extranjeros que eran más rentables. Cuando el joven J. L. Borges vino a España en 1919 y conoció a Cansinos Assens se quedó asombrado de su talento artístico ("He conocido a un hombre que sentía la terrible belleza en cada instante") y desde entonces lo consideró su maestro.

        Paradójicamente su mejor novela es la que no escribió pero que tituló "La novela de un literato" porque son sus memorias, precisas y divertidas, que tratan de las personas que conoció y con las que compartió juergas e ilusiones literarias. El escritor sevillano sabía perfectamente que la mejor novela era la propia vida. Este testimonio, fundamental para entender la bohemia española de principios del siglo XX, no llegó a publicarse hasta muchos años después de su muerte, en 1982. En "La novela de un literato" traza retratos precisos y conmovedoras anécdotas de escritores como Juan Ramón, los hermanos Machado, Valle inclán, Galdós, Gómez de la Serna, Rubén Darío y toda su corte de modernistas entre los que él mismo se contaba.

        Y se ocupa igualmente y con la misma emoción de algunos menos conocidos pero no menos importantes para la historia de la literatura española como el gran bohemio Alejandro Sawa, la misteriosa Colombine, el alcohólico Pedro Luis de Gálvez cabecilla de un grupo de hampones literarios, el sensual poeta adolescente Armando Buscarini, y muchos más, todos personajes singulares de las Letras de su época.

        Pero también se ocupa de una variedad de sujetos turbios que pululaban entre las redacciones de los diarios y de las precarias editoriales a punto de quebrar. Rescato una curiosa caricatura de uno de ellos:

        Increíblemente es una descripción que se podría aplicar a otro tenebroso personaje contemporáneo apellidado de la misma manera. La literatura es como un mapamundi de la vida. Ante casualidades de este tipo uno se pregunta cómo se pudo negar alguna vez que el mundo era redondo, que el tiempo es cíclico y que en cada punto del universo está contenido el universo entero, como sugería Borges.

añadir comentario (0)

-------------------------------------------------------------------------------------

P.- Los peligros de Fraga (19/2/2006)

        En estos días se van a cumplir 25 años del "tejerazo" y el próximo año hará 75 de la "sanjurjada", entre los dos atentados a la democracia hubo nada menos que una guerra civil y 40 años de dictadura. Resulta obligado reflexionar una vez más sobre el último grotesco episodio nacional, aunque cueste trabajo hacerlo porque es como hablar de la sexualidad de los diplodocus.

        ABC recuerda la fecha con una entrevista a Fraga ¡faltaría más! que fue uno de los actores pasivos del frustrado intento de restablecer el tardo franquismo después de que Arias Navarro fracasara al intentarlo por medios menos violentos pero igual de ilegítimos.

        Entre otras ingeniosidades Fraga refiere que el que más miedo pasó en el Congreso ante las pistolas felonas fue el diputado ultraderechista ¡Blas Piñar! Sin duda la óptica fraguista es realmente original.

        También menciona que él se encaró con Tejero y eso le costó que lo aislaran nada menos que en el despacho del presidente del Congreso, señor Lavilla, donde le proporcionaron lo necesario para asearse, afeitarse y probablemente un buen sofá donde pasar la noche aciaga sin que se le pegaran las miasmas de los escaños.

        ¿Y este político de la dictadura, así tratado por los golpistas el 23-F, se atribuye ahora acciones heroicas? Cuando el que realmente se enfrentó a Tejero como todo el mundo vio por la televisión fue el general Gutiérrez Mellado al que no sólo no le dieron ningún sofá para pasar la noche sino que quisieron tumbarlo al suelo para supuestamente afeitarlo de manera muy distinta que al anciano ministro franquista.

        Suponemos que la visión de Fraga sobre tan lamentables sucesos se debe al humor perverso que ha ido acumulando en su larga carrera política. Pero más preocupante es su opinión sobre la política actual. Sostiene en la citada entrevista que hoy la democracia está más en peligro que cuando el golpe de Estado del coronel Tejero, debido al Estatut catalán y a las acciones encaminadas a conseguir la paz en Euskadi.

        Si muchos militantes del partido conservador que él fundo son de su misma opinión, entonces sí que la democracia está nuevamente en peligro en España porque la están poniendo en peligro ellos con su actitud reaccionaria, y no sería la primera vez. Esperemos que sólo sean los comentarios aislados de un anciano fascista desengañado y no tengamos que seguir hablando sobre la sexualidad de los diplodocus: ya lo sabemos, eran bisexuales políticos.

añadir comentario (0)

-------------------------------------------------------------------------------------

A.- La foto de la Primera Decepción (12/2/2006)

        Se hace sin cirio, sin lazo, el traje se improvisa y se peina al niño con dedos de pariente presuroso. Lo demás es silencio.

        El día más triste en la vida de un niño es cuando sospecha que el mundo al que lo han traído no es el paraíso que él imaginaba, sino que está lleno de indiferencia, de soledad, de desamor, donde vivir puede ser un juego ajeno y peligroso.

        Me lo ha recordado la fotografía que publica hoy El País de la serie "La mirada del tiempo". Son dos niños probablemente huérfanos y hermanos, ella de unos cuatro años y él algo mayor, bien abrigados de pobreza en la cubierta de un barco, esperando tímidamente sobre sus maletas de cartón que los llevaran a algún destino desconocido del mapa de los adultos. Los dos miran a la cámara y ella parece que quisiera preguntar algo pero todavía no sabe qué.

        El arte fotográfico tiene una virtud de la que la pintura carece: la verdad instantánea.

añadir comentario (0)

-------------------------------------------------------------------------------------

S.- El incienso fundamentalista (6/2/2006)

        La publicación de caricaturas satíricas de Mahoma, con una bomba en la cabeza, en un periódico danés ha desatado una reacción, desproporcionada desde todo punto de vista, del fundamentalismo musulmán.

        Pero los occidentales no debemos escandalizarnos demasiado porque probablemente si en periódicos árabes se publicasen imágenes de Jesucristo subido a un caballo como cabecilla de cow-boys americanos ocupados en saquear el mundo árabe como vulgares bandoleros, las reacciones del fundamentalismo cristiano serían parecidas a las que se vienen produciendo en el Islam. Recordemos simplemente la santa indignación de la derecha española cuando Carod Rovira y Maragall se pusieron en la cabeza una corona de espinas de las que venden como "souvenir" en Jerusalén. Hay fundamentalistas en Teherán y en Madrid. ¿O no eran fanáticos católicos los que salieron a manifestarse por las calles, con el obispo Rouco a la cabeza, contra una ley civil que permitía el matrimonio de homosexuales y lesbianas?

        El incienso fundamentalista de cualquier religión apesta siempre de la misma manera.

        Tampoco debemos olvidar que el cristianismo y el islamismo son dos ramas del mismo árbol monoteísta. El profeta Mahoma fundó la religión islámica después que se le apareciera el Arcángel Gabriel y se decidiera a difundir su doctrina como el último apóstol. No reconoce a Jesús como hijo de Dios, pero lo considera como un verdadero profeta, 600 años anterior a él, y fundamenta el Corán en lo que le fue revelado por el arcángel y en las enseñanzas de Cristo, a tal punto que el islamismo podría considerarse nacido de una herejía del cristianismo.

        Por otro lado, el cristianismo y el islamismo han convivido históricamente en los mismos territorios, basta ver la estética árabe de los hábitos de monjas y frailes católicos para reconocer las mutuas influencias que han sufrido ambas religiones a lo largo de los últimos siglos.

        Lo que está ocurriendo en el mundo a raíz de las caricaturas de Mahoma no es un enfrentamiento entre dos religiones, es una reacción fanática, da igual que sea de signo árabe o europeo, contra el progreso, contra la sociedad civil nacida de la Ilustración, contra el racionalismo, contra una civilización libre y sin dogmas, científica, filosófica, moral, laica, que aspira a una justicia humana liberada de toda rémora oscurantista del pasado. En Occidente lo podemos percibir con cierta claridad la mayoría de los ciudadanos, y estoy seguro que muchos árabes también lo ven así en Oriente, aunque ellos no lo puedan manifestar.

* EL PAIS. 2-2-2006.
LOS PERIODICOS APELAN A LA DEFENSA DE LA LIBERTAD DE EXPRESION.
AGENCIAS - Madrid
"Una decena de periódicos europeos han decidido reproducir las polémicas caricaturas de Mahoma publicadas inicialmente en el diario danés Jyllands-Posten, que han provocado una reacción virulenta en el mundo islámico y una tormentosa crisis diplomática. Los diarios han decidido mostrar así la solidaridad con sus colegas daneses, que ayer sufrieron una nueva amenaza de bomba, y defender la libertad de expresión".

CARICATURAS

añadir comentario (0)

-------------------------------------------------------------------------------------

S.- El primer fumador víctima de la nueva ley antitabaco (2/2/2006)

        ¿Quién se ha acordado de los ancianos cuando han hecho la ley antitabaco? La mayoría de ellos y ellas llevan fumando sesenta o setenta años, porque pertenecen a la cultura del tabaco, cuando llevar boina y fumar Bisonte era algo casi patriótico.

        La ley ha obligado a las residencias de la tercera edad a suprimir las máquinas de tabaco. Los ancianos ya no pueden comprar tabaco en donde viven confinados y muchos de ellos no tienen capacidad para salir a la calle. ¿Los condenamos a la abstinencia por decreto de la noche a la mañana? ¿No tienen suficientes penas para añadirles la del mono del tabaco que los acompañó toda su vida? ¿Les tenemos que negar también ese ínfimo placer en sus últimos días? Sus quejas se quedan mezcladas y amortiguadas entre los dolores de la vejez que sufren en esas santas casas. ¿Dónde y a quién pueden reclamar? ¿Quién les escucha?

        Ayer, en una residencia de las afueras de Sevilla, un anciano no pudo aguantar más las ganas de fumar y se escapó campo a través para ir a comprar un paquete de cigarrillos al vecino pueblo de Montequinto. La artritis no le permitía andar muy rápido y la noche y el Altzeimer lo envolvieron, lo confundieron, se desorientó y terminó en un cortijo abandonado. Allí lo encontraron al día siguiente: muerto, pero sin haber fumado. Triunfó la ley.

        Es el rigor de la ley, rigor mortis, fría y cruel, cuando mata, mata bien. Y este problema legal se da paradójicamente con más frecuencia en los gobiernos socialistas, porque lo tratan de legislar todo de manera inflexible. A los legisladores socialistas les vendría bien un ramalazo de anarquismo para compensar su obsesión legislativa. Y lo digo desde mis posiciones de extrema izquierda. Hay cosas que no pueden ser objeto de las leyes sino de los sentimientos. A ver si nos enteramos de una vez.

        ¿Algún legislador pensó en los ancianos, inválidos, que pasan los últimos años de su vida en soledad con el único consuelo de fumarse un cigarrillo mirando las nubes que sobrevuelan las sórdidas residencias donde esperan la muerte?

        El anciano de Montequinto ha sido el primer fumador víctima de la nueva ley. En el Parlamento deberían poner una placa con los nombres de los "Caídos por las leyes".

        Hoy perseguimos a los fumadores, aunque sean ancianos, y ya hemos empezado a perseguir a los automovilistas, mañana perseguiremos a los noctámbulos, a las prostitutas, a los paseantes de domingo, a los solitarios, a los que se comen las uñas... ¡Con que facilidad pasamos de perseguidos a perseguidores!

-------------------------------------------------------------------------------------

S.- REFLEXIONES ÍNFIMAS DE CAFÉ (28/1/2006)

        Los sábados por la mañana suelo ir a leer los periódicos al mismo café del centro de Sevilla. No es ni mejor ni peor que cualquier otro, pero me agradan sus veladores redondos, gran invento, que evitan que los torpes nos clavemos las aristas. Es como estar sentado al borde de un lago pequeñito, pero lo suficientemente extenso como para desplegar las hojas de El País. Además, en las paredes hay un par de espejos que hacen que uno se sienta a la vez más lejano y más acompañado.

        En las oscuras tazas en las que me sirven el café he descubierto que cuando uno le da vueltas advierte perfectamente si todavía quedan granos de azucar sin derretir en el fondo de la taza, los siente como si nuestras terminaciones nerviosas llegaran a la punta de la cucharilla. A lo mejor este nuevo sentido está programado en nuestro proceso evolutivo.

        Esta mañana de finales de enero hacía frío en la calle. Las puertas batientes de cristal se abrían constantemente para dejar pasar a nuevos parroquianos que entraban frotándose las manos. Con cada nuevo cliente un chiflón de aire gélido se colaba como un perro mojado entre las mesas. Algunos indolentes dejaban la puerta abierta y se establecía una corriente de aire que inundaba el local. Otros, por el contrario, la cerraban con cuidado.

        Descubrí que examinando durante breves segundos a los clientes que se aproximaban por la calle hacia el café podía vaticinar cuál iba a ser su actitud ante la puerta. No me fijaba en su aspecto, ni en su manera de vestir, era simplemente una intuición basada en algo invisible. Estuve varios minutos comprobando mi nuevo don, hasta que me equivoqué una vez. Era una señora ensimismada que se acercó a la puerta como si llevara escondido en el cuerpo algo muy valioso. Entró empujando la puerta con delicadeza y ante mi sorpresa pasó de largo sin preocuparse en constatar que se cerrara tras ella. Creí haber perdido mi don, pero segundos después la vi darse la vuelta y regresar para cerrarla. Desgraciadamente su gesto no sirvió para nada porque ya se acercaba por la acera un hombre en el que se percibían claros signos de indolencia como para dejar las puertas de par en par abiertas a su paso. No me equivoqué.

        Con la satisfacción que proporciona la comprobación de las verdades ínfimas, me dispuse a leer el suplemento literario empezando por el artículo semanal de António Lobo Antunes.

-------------------------------------------------------------------------------------

P.- UNA ESPERANZA PARA BOLIVIA, LA DESPOJADA (2/1/2006)

        Hay territorios del mundo que han sido sistemáticamente expoliados durante toda su historia, la argentífera Bolivia, el llamado Alto Perú en tiempos del virreinato, es uno de ellos.

        ¡Vale un Potosí! se decía en épocas coloniales cuando se quería mencionar un emporio inimaginable de riqueza. El oro y la plata de las minas de Potosí fue tan abundante que sostuvo a la corona española durante más de un siglo. Cuando se agotó el mineral, se abandonaron los tinglados de extracción y allí solamente quedaron unas iglesias barrocas y un pueblo hambriento.

        La independencia liderada por Bolívar, Sucre y San Martín, tampoco hizo justicia al país andino, administrativamente dejaban de pertenecer a España, pero una casta minoritaria de criollos empezó a usufructuar la herencia virreinal. El pueblo boliviano se convirtió otra vez en mano de obra barata de los nuevos administradores republicanos. Evo Morales es el primer presidente boliviano que no pertenece a las clases dominantes tradicionales, sino que surge del pueblo. Ideológicamente se declara de izquierdas, como Castro, Chávez o Lula.

        Es una oportunidad para Bolivia de hacer balance de su historia y empezar a explotar su riqueza por ella misma. Un territorio andino tan vasto como el suyo está lleno de tesoros naturales. Si antes fueron los metales preciosos, hoy es el gas el que constituye una fuente importantísima de riqueza. Del Perú siempre se dijo que era un menesteroso sentado en un banco de oro, de Bolivia se puede decir lo mismo con mucha más razón.

        Esperemos que los poderes de facto multinacionales no aborten una vez más su desarrollo, esperemos que la corrupción que anida en todas las colectividades y tanto más en las más pobres, no corrompa sus buenas intenciones políticas, son los mejores propósitos que se pueden desear en el año 2006 para la Bolivia del recién elegido Evo Morales.

-------------------------------------------------------------------------------------

ENLACES A BLOGS DESTACADOS:

El otero de la lechuza
El Gatopardo
Biblioteca de Babel
Apostillas
Ventarron
Nebulosas del día a día
Bitácoras.net


Retorno a la página principal

 
Comentarios anteriores

 
Comentarios posteriores