VOLVER_________SIGUIENTE

SATIRAS DE PERSIO Y JUVENAL (extracto)
I.S.B.N.: 84-7082-193-8
Traducción, prólogo y notas de José Torrens Béjar

COLIAMBOS (Persio Flaco)

        
No he mojado mis labios en la fuente del Caballo1, ni, que yo me acuerde, he dormido en el Parnaso dos noches2 para salir de repente poeta; dejo las divinidades del Helicón y la descolorida Pirene, a aquellos cuyas imágenes lamen las hiedras trepadoras. En cuanto a mí, mitad rústico, mitad poeta, agrego mis versos a los sacrificios de los cantores inspirados. ¿Quién ha sugerido a ese loro sus "buenos días"? ¿Quién ha enseñado a las urracas a remedar torpemente nuestro lenguaje? El maestro del arte y el distribuidor del genio, el estómago, artista hábil en perseguir las palabras rechazadas por la Naturaleza. Pues si brilla la esperanza de la moneda engañosa, creerías que los poetas-cuervos y los poetas-urracas, entonan un canto dulce como el néctar digno de Pegaso3.

1. Fuente de Hipocrene en el Helicón.
2. Se creía que el que dormía en la cumbre del Parnaso o del Helicón, recibía la inspiración poética.
3. Como el agua que brota de la fuente de Hipocrene.

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 12/4/2001