VOLVER_________SIGUIENTE

ANTOLOGIA DE LA POESIA EROTICA DE LA GRECIA ANTIGUA (extracto)
I.S.B.N.: 84-86697-08-5
Ed. "EL CARRO DE LA NIEVE, S.A.". Sevilla, 1991.
AUTOR: Máximo Brioso Sánchez

EPIGRAMAS

He venido a media noche a escondidas de mi esposo
y empapada por una recia lluvia,
¿y todo para estarnos sin hacer nada sentados, sin hablar
ni dormir como deben dormir los que se aman?

¡Qué pie y pierna y muslos, por los que con toda justicia me he

perdido,
qué nalgas, qué concha del sexo, qué caderas,
qué hombros, qué pechos, qué cuello tan esbelto,
qué brazos y qué ojos que me vuelven loco,
qué pícaro meneo, qué lengua en los besos cual ninguna,
qué susurros que me excitan hasta el punto de matarme!
Y si es de Italia y se llama Flora y no conoce las canciones de Safo,
también Perseo se enamoró de Andrómeda, que era de la India.

Yo, que en tiempos echaba cinco y hasta nueve, Afrodita, ahora
sólo uno, y ése trabajosamente desde que anochece hasta que sale
el sol. ¡Ay de mi!, esta cosa poco a poco se me muere y muchas veces
ya está medio difunta: ¡qué catástrofe! ¡Vejez, vejez!, ¿qué harás después un día, si me llegas,
cuando ahora hasta tal punto estoy languideciendo?

(Filodemo)

A la danzarina de Asia, la que con posturas picaronas se menea
desde la punta de sus delicadas uñas,
la aplaudo y no porque despierte el entusiasmo ni porque sus brazos
delicados mueva delicadamente de este o aquel modo,
sino porque sabe bailar en torno al clavo más deteriorado
y no huye de las arrugas de los viejos.
Te da besos lamedores, te hace cosquillas y te abraza, y, si alza
la pierna, te levanta del reino de los muertos la garrota.

(Automedonte)

Si algo, Cleobulo, me sucede (casi sólo soy, arrojado al fuego
de los mozos, un despojo entre cenizas), te lo ruego,
antes de depositarla bajo tierra haz que mi urna funeraria se

embriague
de vino fuerte y escribe sobre ella: "Regalo de Amor para la Muerte".
(Meleagro)

 

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 12/4/2001