VOLVER_________SIGUIENTE

VIAJE IMAGINARIO A LA ESPAÑA TRANQUISTA (extracto)
Ruedo Ibérico. Paris, 1974
AUTOR: Moncho Goicoechea




"Tranquilidad viene de tranca,
de donde se deriva el tranquismo
una de cuyas variedades es el franquismo"

UN INTELECTUAL CON HUMOR

       -Yo hago un chiste diario en el Boletín Oficial del Estado -empezó diciéndome el humorista, al que conocí casualmente en la terraza del café de Irún.
       -Pero en el Boletín Oficial no hay chistes...
       -Pues por eso.
       El Humorista regresaba con unos amigos de París, adonde había hecho una escapada para comprar unos libros y ver unas cuantas películas.
       -Al menos, esto hay que agradecerle a Franco -dijo-; que ha puesto la cultura al alcance de todos los bolsillos. Un viaje Madrid-París al año, y puede estar usted al día. Imagínese lo cara que le sale la misma cosa a un señor que viva en Praga... o en Santiago de Chile.
       -¿Cómo ve usted al régimen español?
       -Mal. Lo veo mal. Debo aclarar que soy miope.
       -¿Cree usted que puede durar aún muchos años?
       -No creo. En Portugal, el fascismo sólo ha durado medio siglo. Teniendo en cuenta que allí se implantó con dulzura, sin sangre, haga usted un cálculo...
       -¿Optimista, pues?
       -Por supuesto. Los nietos de mis nietos tienen muchas probabilidades de conocer la democracia.
       -¿Orgánica o inorgánica?
       -Orgánica, desde luego. Hay que ser optimista, pero no tanto.
       -¿Descarta usted la posibilidad de una explosión popular?
       -No. Por el contrario, creo en ella. Hace años que la espero. Mi temor es que cuando se produzca me haya quedado ya sordo y no la oiga.
       -¿Cree usted que el franquismo evoluciona, pese a todo?
       -Desde luego, creo que pronto estará ya maduro y podremos concederle las libertades que le hemos negado durante años.
       -¿Que opina usted del general, más general, generalísimo?
       -¿De Franco? Que es un enano.
       -No. Me refiero como estadista.
       -Si; como estadista. Que es un enano.
       -¿Cree usted que Hitler, pese a todo, tenía más talla?
       -El problema es distinto. Hitler era un mongólico.
       -¿Y Mussolini?
       -Las dos cosas; un enano mongólico. Además tenía ataques epilépticos.
       -Eso no lo sabía yo...
       -Ni yo tampoco. Por eso levantaba el brazo tanto.
       -Pero no se tiraba por el suelo...
       -No; prefería tirar a los otros. Todos los casos clínicos no tienen por qué ser iguales.
       -¿Qué prefiere usted, la censura o la autocensura?
       -La tercera solución: la libertad.
       -¿Libertad dentro de un orden?
       -O libertad dentro de una lata, pero libertad. La libertad en polvo también es muy buena.
       -¿Cree usted que hay países en el mundo con menos libertad que en España?
       -Resulta muy difícil medir una cosa así. Pero creo que sí. Por ejemplo, en Chile, en Viet Nam del sur o en Grecia hay ahora menos libertad que en España.
       -¿Cuánta menos?
       -En Chile, tres kilos menos; en Viet Nam del sur, dos metros y medio menos y en Grecia diez centímetros cúbicos menos. Pero repito que resulta muy difícil medir una cosa tan fluída como es la libertad.
       -¿Cómo está la prensa española?
       -Muy bien; aburrida, evasiva, equívoca, servil, anticuada... Como debe ser la prensa vamos.
       -¿También la prensa de izquierdas?
       -En España no hay prensa de izquierdas. Los periódicos se clasifican por orden alfabético. La lista empieza con el ABC y termina con el Ya... En lugar de hablar de prensa de derechas, de prensa de izquierdas o de prensa de centro, habría que decir prensa de A, prensa de B, prensa de C, prensa de D, etcétera... Así, hasta la Z.
       -¿Hay alguna publicación cuyo nombre empiece por Z?
       -No. Precisamente, yo quería sacar con varios amigos un semanario humorístico que se iba a llamar El Zurdo. Pero no nos dieron el permiso.
       -Seguramente, las autoridades sospecharon algo...
       -Seguramente. Son tan mal pensadas...
       -¿Y los lectores?
       -En España no hay lectores de periódicos. Si hubiera lectores, verdaderos lectores, la mayor parte de los periódicos no tendrían un sólo lector.
       -Y el humor español, ¿cómo está?
       -Estacionario, dentro de la gravedad. Ha estado peor en otras épocas y quizá esté peor en el futuro.
       -¿Hay mayor libertad de crítica ahora que, por ejemplo, al terminar la guerra?
       -¡Muchísima más! Hace treinta años sólo se podía crtiticar a la Tabacalera. Hace veinte, se empezó a poder criticar a los ayuntamientos. Hace diez, se empezó a permitir la crítica contra los capitalistas. Y ahora nos dejan ya lanzar algunas puyas contra el Opus.
       -¿También contra la Falange?
       -No; todavía no. Pero es muy posible que esa sea la próxima etapa. Es decir, dentro de diez años.
       -Hablaba usted de la crítica contra los capitalistas. ¿La pueden realizar ustedes con nombres y apellidos?
       -¡Hombre! Eso sería ya el libertinaje. Pero nos dejan dibujarlos con chistera y levita, con lo cual no hay duda posible de que se trata de ellos.
       -Y a la policía, ¿la puede criticar ustedes, por ejemplo?
       -A la policía rusa, sí. E incluso a la inglesa.
       -¿Y a los militares?
       -También. Alos militares norteamericanos. ¡Si viera usted la de chistes sobre Viet Nam que se han publicado en los últimos años!
       -Creo que las autoridades han abierto mucho la mano últimamente en materia de sexo.
       -Sí. Han abierto mucho la bragueta... perdón, la mano, quería decir. Qué lapsus más curioso, ¿eh? Ahora se pueden hacer ya chistes a base de culos, de tetas. Y hasta se pueden decir tacos.
       -¿Incluso cojones?
       -No; cojones, todavía no. Pero coño, leche, puñetas, y cosas así, tanto como usted quiera.
       -Supongo que todo el mundo ha aprovechado esta apertura...
       -¡Impresionante! Coja usted cualquier revista de humor y se quedará usted braguiabierto, perdón, quería quería decir boquiabierto. Otro lapsus. Cualquiera que no nos conozca podría llegar a pensar que somos un país de reprimidos sexuales...
       (...)
       -¿Tiene sentido del humor el pueblo español?
       -Menos del que se proclama a todas horas y más del que, con todo lo que le ha tocado vivir, se podía esperar.
       -Y los humoristas ¿tienen sentido del pueblo?
       - La mayor parte, sí. Pero aquí hay cabrones, jilipollas y vividores como en todas partes. En cualquier caso, los mejores humoristas no son del régimen. Quizás porque en el régimen están los mejores humoristas.
       -¿Cómo es eso?
       -El que más cosas graciosas ha dicho en este país durante treinta años ha sido Franco. Tiene discursos que son de descojonarse. Y de él para abajo, todos los demás políticos. A diario, dicen chorradas inimitables. ¿Humor negro? El mejor humor español es azul. Fascista, vamos... Comparados con las autoridades, los humoristas profesionales somos unos auténticos aficionados.
       (...)
       -¿Cuál es la mejor publicación humorística actual en España? ¿La Codorniz, Hermano Lobo, Por Favor?
       -Va usted muy descaminado. Durante muchos años, fue el diario Arriba ¿No le parece graciosísimo el título? Ahora yo diría que la mejor publicación de humor es Fuerza Nueva.
       -¿De extrema derecha, supongo?
       -No; ya le he dicho que esos conceptos no valen entre nosotros. Es una revista de F...
       -Muchas gracias por sus palabras. Y a seguir tan serio...

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 12/4/2001