VOLVER_________SIGUIENTE

LA BOLSA DE PIPAS
Revista literaria. Nº 20. Mallorca. Nov./2000
Román Piña Valls. (romanigue@teleline.es).




CORRESPONDENCIA ENTRE EL EDITOR MARIO MUCHNIK Y EL ESCRITOR ERNESTO MARURI



UNA NOTA SOBRE LA LINEA EDITORIAL DE LA CASA

24/3/1999
En esta nueva fase de mi labor editorial he decidido no tomar en consideración manuscritos no solicitados. Prescindo hoy, deliberadamente, de toda asesoría literaria y me limito a editar las (pocas) obras escogidas por mí. Por lo tanto, agradeciendo a los autores la amabilidad con que me envían espontáneamente sus manuscritos, debo rehusarlos antes de leerlos. Los tengo a su disposición, si quieren pasar a retirarlos. Debo sin embargo ser franco y decirles que no dispongo de espacio suficiente para custodiarlos durante más de dos meses, al cabo de los cuales me veré obligado a destruirlos. Sin duda los autores comprenderán que no hay el mínimo juicio de valor acerca de sus obras en todo ello sino una política que sería desleal ocultarles.
Mario Muchnik
Estimado Maruri:
         he leído algo de su manuscrito. Lo suficiente para que sea válido lo que dice esta circular. No es para mi editorial, sin dudas. Pero mi compromiso de ser sincero me obliga a decirle algo más: no es el retrete lo que me ofende. Es la gratuidad. Ejemplo inapelable: la violación del brevísimo cuento de Monterroso.
         El ave Fénix renace de sus cenizas. Yo nunca me sentí reducido a cenizas.
         Lo siento por la asociación de ideas*.
         Cordialmente, * En la carta que Maruri adjuntó a su manuscrito, le escribió que intuía que la fundación de esta nueva editorial (tras treinta años de editor) pequeña, en la cual Muchnik lo hace todo, le recordaba el resurgimiento del ave Fénix.

RESPUESTA DE ERNESTO MARURI

Pamplona, 31/3/1999

Sincero Mario:
        Hace unos días recibí tu carta comentándome que habías leído "algo" de mi Antología de relatos de retrete.
        Me achacas la "gratuidad". Esta crítica tuya, contundente, me provoca la reflexión, tanto respecto de este libro como del que ahora estoy escribiendo. Agradezco tu crítica.
        Por otra parte, lamento que te hayas sentido ofendido por mi violación (via anal, desde luego) del dinosaurio del brevísimo cuento de Monterroso. En mi descargo debo declarar que:
        1-El acto que he perpetrado ha sido tan breve como el cuento: no me he refocilado en el forzamiento rectal del dinosaurio.
        2-Ha sido un acto sin conciencia, sin sentimiento de culpabilidad. Más aún: yo pensaba que el dinosaurio estaba gozando, lo cual aumenta más si cabe la execrabilidad de mi acto, por un lado, y mi inocencia, por otro.
        3-Te aseguro que el agujero del culo del dinosaurio es tan descomunal que ni se habrá percatado de que lo estaba sodomizando.
        4-Yo habría preferido una dinosauria atractiva y seductora. Y nunca la violaría.

Un abrazo de
Ernesto Maruri
P.S.: Enhorabuena por el reciente premio de los críticos al "Ladrón de lunas" de Isaac Montero.
_____________________________
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 12/4/2001