Ir a página principal

LA LAMPARA DE UN CRETINO                        I.S.B.N. 84-607-0756-3
AUTOR: Leopoldo de Trazegnies Granda.
Colección "El ábaco roto". Sevilla, 2000.

 

El chamán

Trajeron un chamán de Lambayeque, que gozaba de gran fama en Ferreñafe. Era un vidente ciego. Terrible paradoja, como la de los astrónomos que escudriñan lejanas galaxias pero no saben reconocer "Las Tres Marías". Entró a la habitación palpando las sillas que habían quedado vacías después del velatorio y dando pequeños golpecitos con el bastón en los candelabros, preguntó:

-¿A quién debo curar?

La compungida viuda dijo algo en tono de reproche que nos dejó perplejos:

-Habíamos llamado a un curandero y ha venido un político.

El chamán se disculpó, admitía haberse perdido, pero no tenían porqué insultarlo, pues.

VOLVER A PAGINA INICIAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 19/6/2000