Ir a página principal

LA LAMPARA DE UN CRETINO                        I.S.B.N. 84-607-0756-3
AUTOR: Leopoldo de Trazegnies Granda.
Colección "El ábaco roto". Sevilla, 2000.

 

Fátima

Yo creía que el tercer secreto de Fátima era algo trascendente y resulta siendo un asunto policial. De niños, si empezábamos la frase diciendo: "Yo creía que ... ", siempre había algún adulto para reprocharnos: "¡A don Tancredo lo mataron de un bacenicazo!". (Bacinica o bacinilla, artilugio para recoger las micciones nocturnas de niños y ancianos, llamado orinal en Castilla). En este caso tendrían razón.

A parte de ser Fátima el nombre de guerra preferido por las prostitutas árabes (casi paisanas del casi asesino Alí Agca) para trabajar en Andalucía, cuestión de tradición, Cova de Iría ha sido un centro geográfico importante de la cristiandad relacionado con ese tercer mensaje de la virgen a las pastorcitas, que ningún Papa se atrevió a desvelar; pero Juan Pablo II lo hace valientemente en este inicio del milenio y con asombrosa vanidad nos refiere que el misterio se refería a su persona, más exactamente al atentado que sufrió años atrás un 13 (mal número) de mayo y del que salió con vida justamente por la intervención de la virgen.

Ojalá esos fueran todos los secretos que tiene la Iglesia católica. Me temo que desde su constitución hasta hoy, pasando por la oscura Edad Media, las persecusiones inquisitoriales, las relaciones con los poderosos, incluído el nazismo, debe tener, por desgracia, muchas más cosas que guardar en secreto.

VOLVER A PAGINA INICIAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 19/6/2000