Ir a la página principal  
 

Estrenos de cine

Título original: Match Point.
Dirección y guión: Woody Allen.
País: Reino Unido.
Año: 2005.
Duración: 123 min.
Género: Drama.
Interpretación: Jonathan Rhys Meyers (Chris Wilton), Matthew Goode (Tom Hewett), Emily Mortimer (Chloe Hewett Wilton), Scarlett Johansson (Nola Rice), Brian Cox (Alec Hewett), Penelope Wilton (Eleanor Hewett), James Nesbitt (Detective Banner), Alexander Armstrong (Sr. Townsend), John Fortune (John), Ewen Bremner (Inspector Dowd).
Producción: Letty Aronson, Gareth Wiley y Lucy Darwin.
Fotografía: Remi Adefarasin.
Montaje: Alisa Lepselter.
Diseño de producción: Jim Clay.
Vestuario: Jill Taylor.

El arribista irlandés

          El cine de Woody Allen se recordará por su humor, por sus diálogos ingeniosos, por su crítica psico-sexo-social, pero jamás por sus películas seudopoliciales. No creo que Match Point deje alguna huella en la carrera de este sarcástico director.

          El que vaya a verla buscando el talento habitual de Woody Allen saldrá totalmente decepcionado.

          La película trata de un joven arribista irlandés que aprovecha sus relaciones como profesor de tenis para escalar en la sociedad londinense y de cómo se le complican las cosas. Está narrada con un estilo esquemático, los personajes no pasan de ser caricaturas tópicas, donde no falta el moderno millonario británico, su prejuiciosa esposa y su despreocupada familia, la chica norteamericana que quiere abrirse camino en la city y unos negligentes policías de Scotland Yard. El argumento no transmite nada al espectador, más bien aburre.

          La historia que nos cuenta Woody Allen es muy poco creíble. Ni los sentimientos de los personajes, ni sus pasiones, ni sus deseos, ni sus crímenes, son creíbles. Las situaciones que nos presenta están envueltas en una atmósfera artificial, aunque transcurren en magníficos decorados de la nueva arquitectura británica a orillas del Támesis y en lujosos interiores de mansiones tradicionales. Es la primera película que Woody Allen ha rodado en Inglaterra. Un detalle curioso es que el día que las dos parejas protagonistas deciden ir al cine escogen la película latinoamericana "Diarios de motocicleta" que se estaba proyectando por esas fechas en Londres.

          Por momentos parece que el director norteamericano hubiera querido imitar el suspense de Hitchcock, el resultado es tan grotesco como si a Hitchcock se le hubiese ocurrido imitar el humor de Woody Allen. En Match Point no hay humor, los diálogos son monótonos y previsibles, nadie podría decir que es una película del mismo director de Manhattan o de La comedia sexual de una noche de verano.

          El desenlace no añade nada a las dos horas largas que ya hemos visto, porque tampoco es creíble. La actitud final del joven deportista no tiene mucha coherencia con la que ha desarrollado a lo largo de la película.

          Incomprensiblemente, la policía inglesa deja sin resolver el caso, acepta la explicación más simple y ni siquiera se da la molestia de demostrarla. ¡Woody Allen lo atribuye a la buena fortuna!

          En resumen, Match Point es una película tópica, banal y que sólo puede justificarse por razones comerciales. Eso sí, desde el punto de vista técnico parece perfecta.

Leopoldo de Trazegnies Granda

OTRAS OPINIONES SOBRE ESTA PELICULA

RESEÑAS DE OTRAS PELÍCULAS:
IR A LA PAGINA PRINCIPAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 5/12/2005

     

free web stats