Ir a la página principal  
 

Estrenos de cine


Pasos

Dirección: Federico Luppi.
Países: España.
Año: 2005.
Duración: 110 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación:
Silvia (Ana Fernández), José (Alberto Jiménez), Ana (Susana Hornos), Francisco (Ginés García Millán), Beatriz (Eva Cobo), Javier (Fabián Vena), Pedro (Jordi Dauder).
Guión: Susana Hornos.
Producción: Pedro Costa y Angel Amigo.
Fotografía: Hans Burmann.
Estreno en España: 17 junio 2005.

La transición doméstica

          El actor Federico Luppi dice que se sintió atraído por el guión de esta película que trata de los efectos de la transición política española y por ese motivo se decidió a dirigirla. Luppi llegó a la España de los años 80 que estrenaba una democracia incipiente, y venía de un país, el suyo, Argentina, donde se estaban perpetrando todo tipo de abusos por parte de la dictadura de Videla. Es lógico suponer que el golpe de Estado del teniente coronel Tejero, que puso en peligro la recién estrenada democracia española, le causara un fuerte impacto, porque suponía volver a la situación de ilegalidad y prepotencia que él había dejado en Argentina.

          La acción de la película se inicia poco tiempo después de haberse frustrado el llamado "tejerazo", sin embargo no desarrolla los problemas que se presentaron en la transición sino las actitudes de tres parejas pertenecientes a la España anónima de provincias ante las nuevas leyes. En esa época se estaba en pleno proceso de borrar la represión de cuarenta años de franquismo, se promulgaban leyes que a muchos parecían escandalosas, como la del divorcio o la legalización del partido comunista. Había que replantearse cuestiones que hasta entonces habían sido inamovibles: los rojos habían sido siempre los malos de la película y los matrimonios tenían que durar toda la vida.

          Sería deprimente pensar que los tres matrimonios de Pasos representen el sentimiento común de esa época conflictiva. Es más lógico pensar que la película de Luppi se propone solamente analizar el caso individual de un grupo de parejas de un pueblo de La Rioja, que no por frecuente se puede considerar general. De los seis coprotagonistas sólo se salvan dos mujeres: Silvia y Ana. Los demás, uno de ellos argentino, ponen de manifiesto la mezquindad de su espíritu aplicando a sus vidas la doble moral heredada del régimen anterior y en ocasiones reaccionando con un cinismo sin escrúpulos.

          El personaje de Silvia, interpretado extraordinariamente por Ana Fernández, es el único que le da a la película la hondura y humanidad que uno desearía. En los últimos años el trabajo de Ana Fernández ha destacado en películas como Solas, Morir en san Hilario, Historia de un beso y Tiovivo c.1950, y premiado con un bien merecido Goya a la mejor actriz revelación porque, a pesar de encontrarse al comienzo de su carrera, transmite todo el dramatismo y la sensualidad misteriosa que parecían exclusivos de las actrices del neorrealismo italiano.

          Comprobé que el público de la sala que asistía a la función estaba compuesto mayormente por parejas jóvenes, y chicas en grupos o aisladas. Es agradable constatar que el cambio que se ha producido en España en los últimos treinta años despierta el interés de las nuevas generaciones.

Leopoldo de Trazegnies Granda

RESEÑAS DE OTRAS PELÍCULAS:

IR A LA PAGINA PRINCIPAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 4/7/2005