Ir a la página principal

ME HALLARÁ LA MUERTE

AUTOR: Juan Manuel de Prada
Destino. Madrid. 2012.

FOLLETÍN GUERRERO
por Leopoldo de Trazegnies Granda

 

   
El novelista
Juan Manuel de Prada

        He asistido a una presentación alucinante. Juan Manuel de Prada presentaba su última novela "Me hallará la muerte" en el hotel Alfonso XIII de Sevilla, acompañado del director del Aula de Cultura del diario ABC, Francisco Robles.

        Mientras escuchaba el discurso del joven y orondo escritor me sorprendían frases como:

  • Actualmente el hombre ha dejado que su alma haya sido sodomizada por las ideologías.
  • La fiera del nacionalismo se ha despertado.
  • España ha abierto las puertas al Mal y por eso huele mal.

            Yo me entretenía, incrédulo, analizando la decoración del elegante salón Andalucía del restaurado hotel con la esperanza de ver saltar angelitos barrigones por los falsos capiteles o deslizarse sátiros rabicortos por las cortinas isabelinas de terciopelo, o que surgieran diablillos eléctricos de las inmensas arañas de cristal o tal vez en un alarde sobrenatural presenciar la aparición de la Virgen María encima de las flores artificiales de un bodegón. Pero nada de eso sucedía. El escritor hablaba de sí mismo y de su obra con aplomo de vidente de Televisión.

            Todo lo que yo percibía eran los ruidos extraños que hasta mí llegaban desde la aplastada butaca del fondón conferenciante y un olor a incienso mezclado con hedor a funcionario cutre encargado de los residuos sólidos del hotel. Juan Manuel de Prada puede no ser un gran escritor, pero tiene el mérito de ser uno de los de más peso al que le encanta hablar de sus adiposidades. Mientras tanto seguía escuchando sus palabras dogmáticas y anacrónicas:

  • Los participantes en la División Azul estaban inmersos en la malignidad y sin embargo eran "buenos", no eran nazis, eran católicos falangistas.
  • En el capitalismo La Bolsa es una parodia de la Eucaristía.
  • La Guerra Civil duró tanto tiempo por culpa de la URSS.
  • Si he titulado la novela con un verso del "Cara al Sol" no es por nada, sino porque me gustó (declaró con cínica inocencia el autor).
  • Escribí esta novela en un momento en que pensaba abandonar mi oficio de escritor. Le pregunté a Dios en mis oraciones si debía seguir escribiendo y por lo visto me respondió que sí. (Se supone que el recado de Dios sería que escribiera esta novela sobre la División Azul y no se le ocurriera escribir la segunda parte de su libro "Coños", que hubiera sido peor).

            Por lo que allí se dijo, las conclusiones que ha sacado este modesto escribano sobre la novela del laureado escritor vizcaíno no es más que la tesis panfletaria de un cristiano bipolar. Se inscribe con este folletín guerrero en la tendencia marcada por escritores como Trapiello o Cercas de novelas de tesis camufladas bajo una ficción que presenta el pasado a través de un espejo deformado de feria. Para el autor es una novela ejemplar (comparable a las Novelas Ejemplares de Cervantes) con un objetivo moralista. Así de claro.

            Como no podía ser de otra manera, la presentación de un libro con tan poca literatura y tanta política tenía que originar un coloquio político posterior, cosa que irritó al moderador Francisco Robles, que recordó a la audiencia en términos contundentes que estábamos allí reunidos para la presentación de una novela y no de un manual de historia.



    LEER OTRAS CRÍTICAS DEL MISMO AUTOR:
    LA TEMPESTAD.
    LA VIDA INVISIBLE
    EL SÉPTIMO VELO

    OTRA PRESENTACIÓN DEL MISMO ESTILO
    EL MONARCA DE LAS SOMBRAS de Javier Cercas.

  • IR A LA PAGINA PRINCIPAL
    IR A CRITICA DE LIBROS
    PAGINA ACTUALIZADA EL 7/10/2012



    free web stats