Ir a la página principal
 

SALVADOR Puig Antich

FICHA TECNICA:

Director: Manuel Huerga
Director Fotografía: David Omedes
Música: Lluís Llach
Guión: Lluís Arcarazo
Productor: Jaume Roures
Título original: SALVADOR Puig Artich
País: España
Año: 2006
Género: Drama
duración: 138 minutos

REPARTO:

Salvador Puig Antich: Daniel Brühl
Margalida: Ingrid Rubio
Cuca: Leonor Watling
Jesús: Leonardo Sbaraglia
Oriol Arau: Tristán Ulloa
Carme: Carlota Olcina

LA CRUELDAD SILENCIADA

        Llega esta película a las pantallas envuelta en una controvertida polémica. El argumento está basado en los últimos meses de vida del militante del MIL (Movimiento Ibérico de Liberación) Salvador Puig Antich y su ajusticiamiento en las cárceles franquistas por medio de garrote vil en 1974.

        Por un lado los ex militantes del movimiento anarquista MIL consideran que se ha tergiversado el carácter político de Salvador presentándolo como un luchador burgués contra el franquismo y no como el anarquista anti sistema capitalista que fue. Por otro lado la derecha política tradicional considera que la película convierte en héroe a un vil delincuente. Ni siquiera la izquierda política está de acuerdo con la película porque considera que no se ha destacado lo suficiente la rebeldía del protagonista contra el régimen dictatorial de Franco. Por último, las generaciones posteriores a los años 70 no se identifican con las circunstancias vividas por Salvador por considerarlas lejanas y poco creíbles, aunque el director de la película, Manuel Huerga, sostenga que se ha atenido estrictamente a la verdad de los hechos.

        Independientemente de la imagen que el espectador pueda tener de la figura real de Salvador Puig Antich, lo que la película pone en evidencia es la bestialidad de la represión franquista contra cualquier persona que osara enfrentarse al gobierno dictatorial, sea ésta delincuente, anarquista, demócrata, o simplemente no estuviera de acuerdo con algunos de los postulados franquistas.

        Salvador Puig Antich era un joven rebelde catalán que a sus veinticinco años decidió unirse al grupo anarquista MIL para asaltar bancos con el fin de financiar movimientos obreros contra el sistema capitalista. En realidad, el MIL no era un movimiento que actuara contra la dictadura de Franco, lo hacía contra el sistema capitalista en general. De hecho, algunos de sus miembros actuaban en la democrática Francia. Tampoco Salvador participaba directamente en las acciones delictivas de los MIL, únicamente les servía como "chófer" del coche que utilizaban para huir de los atracos a sucursales bancarias.

        La banda fue desarticulada por la policía franquista en 1973. Logró capturar a varios de sus miembros, torturarlos y conseguir que confesaran la dirección del lugar de reunión de la organización anarquista. En la redada organizada por la policía para detenerlos se desencadenó un tiroteo. Salvador Puig Antich es herido de gravedad y un policía cae muerto. A Salvador se le hace responsable de la muerte del policía, cosa que él no desmiente. Por este motivo, un Consejo de Guerra, sin las más elementales garantías de justicia, lo condena a morir a garrote vil.

        A pesar de que el juicio se trató de llevar casi en secreto y los medios de comunicación no pudieron informar sobre la realidad de los hechos debido a la férrea censura a la que estaban sometidos, la opinión mundial se movilizó para pedir la conmutación de su pena, pero Franco desoyó todas las peticiones de clemencia, incluso la del Papa.

        La película intenta reflejar estas circunstancias. Tiene unos primeros minutos demasiado precipitados, como si urgiera contar los hechos para pasar muy rápidamente al juicio y a la antesala de la muerte. En la segunda parte, la que ha sido veloz cámara para captar atracos y tiroteos, se detiene en los sentimientos de los actores del drama: los del protagonista, sus padres, sus dos novias y su carcelero.

        Magnífica la interpretación de todos los actores, aún los que interpretan pequeños papeles, destacando al propio actor germano-catalán Daniel Brühl. En cuanto a la ambientación se puede decir que está muy bien conseguida aunque se muestre una sociedad estilo años 60 más que años 70, se abusa de los "seat 600" por las calles, por ejemplo, y de una estética que ya en 1973 no se veía.

        No fue ésta la última ejecución franquista. Después de la del joven catalán Franco continuó firmando penas de muerte hasta un mes antes de fallecer. Las últimas sentencias las firmó en septiembre de 1975 por las que se fusilaron a tres miembros del FRAP y a dos de ETA.

        A Salvador Puig Antich lo ejecutaron a garrote vil que es la manera más cruel de matar. Esto es lo que la película pone en evidencia de forma casi traumática: la crueldad del régimen franquista. Muy fuerte.

Leopoldo de Trazegnies Granda

RESEÑAS DE OTRAS PELÍCULAS:

IR A CRITICA DE CINE
IR A LA PAGINA PRINCIPAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 24/9/2006



free web stats