Ir a la página principal

CONOCER A COPPOLA

        No conozco a Coppola, no he visto El padrino, tampoco Apocalypse now, porque no me gustan las superproducciones sobre la mafia ni sobre la guerra. Tetro, apócope de Tetrocini, apellido del protagonista, es una película de bajo presupuesto que no está basada en ningúna epopeya moderna, por tanto, es una buena oportunidad para conocer el cine de Coppola.

        Trata de los problemas psicológicos de una familia de emigrantes italianos en Argentina que consiguen cierto éxito en el ambiente musical. El hijo menor va en busca de Tetro, su hermanastro, que abandonó el domicilio familiar diez años antes con la idea de ser escritor. Encuentra a un neurótico lleno de traumas que no escribe una línea y que guarda una novela cutre en una maleta. La ciudad donde se desarrolla la acción es Buenos Aires, la estética es de los años 60, como el blanco y negro de la cinta, aunque la acción se desarrolla en nuestros días.

        Cuando se renuncia al color porque filmar en color es excesivamente caro, como ocurría en los años 60, se justifica el blanco y negro y hubo verdaderos maestros en su tratamiento, pero eliminar uno de los elementos más importantes de la naturaleza como es el color para conseguir un dramatismo artificioso, en mi modesta opinión, me parece una barbaridad porque el color existe hasta en la oscuridad, se adivina hasta cuando no se ve. Coppola ha rodado su película en blanco y negro pero utiliza el color para las escenas de recuerdos e imaginación, como queriendo presentarnos una realidad gris ante un pasado restallante. El color que utiliza tampoco es real, es un ambar rojizo como las pantallas de los primeros ordenadores.

        Menos mal que a los directores todavía no se les ha ocurrido hacer películas borrosas para sugerir una atmósfera misteriosa, ni taparnos media pantalla para despertar nuestra curiosidad, ni "pixelar" los rostros para mantener la intriga. ¿O ya se les ha ocurrido?

        Pasando por alto estos tecnicismos que no entiendo y que supongo que serán técnicamente perfectos en un director de la talla de Coppola, el argumento cae en unas ingenuidades casi bochornosas. Tetro aparenta ser muy malo pero en el fondo es muy bueno, "quería ser escritor" como quien quiere ser piloto de acrobacias y para eso se concedió un año sabático pero al pelearse con su padre no volvió más a su casa. Carmen Maura representa a "la mejor crítica de Suramérica" que promueve un premio literario nada menos que en la Patagonia. Bennie, el hermano menor, "quiere salvar" a su hermanastro con la ayuda de la pareja de éste que es Maribel Verdú que como en otras películas con su interpretación hace interesante un personaje tópico (psicóloga que se enamora del paciente, o al revés). Al niño, después de un accidente, le llevan para que se entretenga dos libros: uno de Roberto Bolaño ¡y el otro de León Felipe! una combinación literaria surrealista. La película es una coproducción argentina, pero quien le da verdaderamente el tono argentino a la película es el dueño del Bar José que sirve de escenario en varias secuencias. Interpreta a este personaje Rodrigo de la Serna, que es el mismo actor que interpretó magistralmente al compañero del Che en Diarios de motocicleta.

        Coppola parece haberse propuesto filmar la huída de sus personajes de sus propios fantasmas, para lo cual los dota de dolorosas experiencias anteriores, relaciones ocultas, traiciones paternas, accidentes y demás acontecimientos traumáticos que Tetro estaba decidido a olvidar hasta que se presentó en su casa su hermanastro Bennie y empezó la comedia. Digo comedia porque todo está enmarcado en una teatralidad artificiosa, sórdida, oscura y a veces incomprensible como si el montador se hubiera equivocado de secuencia.

        Lo mejor de la película son los paisajes de la Patagonia, lástima que pertenezcan a la parte de "tiempo presente" de la historia y por lo tanto están filmados en blanco y negro. Vemos los glaciares pero nos perdemos los cielos australes. Es verdad que una película no tiene porqué ser un documental de turismo, pero tampoco debe ser un tratado de anatomía y sin embargo nos enseña los párpados y los ojos de los actores casi con precisión microscópica. ¿Acaso es posible separar nítidamente los paisajes interiores de los exteriores?

        Bueno, ahora por lo menos ya sé quién es ese prestigioso director llamado Francis Ford Coppola.

Leopoldo de Trazegnies Granda

TETRO

TITULO ORIGINAL Tetro
AÑO 2009
DURACIÓN 127 min.
PAÍS USA-Argentina-España
DIRECTOR Francis Ford Coppola
GUIÓN Francis Ford Coppola
MÚSICA Osvaldo Golijov
FOTOGRAFÍA Mihai Malaimare Jr.
REPARTO Vincent Gallo, Maribel Verdú, Klaus Maria Brandauer, Carmen Maura, Alden Ehrenreich, Rodrigo De la Serna, Leticia Brédice, Mike Amigorena, Sofía Gala

RESEÑAS DE OTRAS PELÍCULAS:

IR A LA PAGINA DE CRITICAS DE CINE
IR A LA PAGINA PRINCIPAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 25/4/2009