Ir a la página principal

UN PIANO SIN MÚSICA

        La ventana tiene un atractivo fuera de lo cinematográfico: el protagonista, un escritor octogenario, está interpretado realmente por un escritor octogenario que es Antonio Larreta (Montevideo, 1922), autor de una magnífica novela sobre Goya titulada Volavérunt (Premio Planeta 1980) que fue llevada a la pantalla por Bigas Luna en 1999. No nos puede sorprender que su interpretación sea increiblemente realista porque está representando su propio papel.

        La película empieza en la madrugada de un día y termina a la caída de la tarde del mismo día. No tiene argumento, entendido éste como una sucesión de acontecimientos relacionados, es más bien un trozo de la vida de Antonio atrapado en su paisaje natural, la Patagonia argentina, y congelado entre las lentes de las cámaras de Carlos Sorín. Todo el escenario se enmarca en la casa del escritor y los vastos campos de su alrededor que por momentos la expanden y en cambio en otros la asfixian.

        La utilización del espacio concreto como desgajado de un espacio mayor que sólo se insinúa, la luz fría como una materia sólida y los ruidos nítidos que rompen el silencio de una casona lúgubre, están tratados por Sorin a la manera de Erice, con el tic tac de un reloj obsesivo, los insectos que zumban en las ventanas, un rayo del crepúsculo que no alcanza a herir los ojos cerrados de Antonio.

        Sin duda alguna las pausadas imágenes de La ventana producen un clima denso y transmiten al espectador una ansiedad casi insoportable. La película también es un tratado sociológico sobre el personal rural al servicio del escritor que lo cuida en todo momento con profunda ternura. Sorin se recrea en los detalles, en las expresiones de los rostros. Un afinador de pianos pasa gran parte del día tensando cada una de las cuerdas de un antiguo instrumento que guardan en la sala. El anciano escritor espera a su hijo pianista que debe llegar de Europa ese mismo día. En la cocina preparan los guisos, Antonio pide que le traigan una botella de champagne que conserva desde hace cuarenta años. Todo debe estar a punto. Pero lo único que realmente preocupa es la fragilidad de la salud del anciano Antonio.

        No me extrañaría que La ventana pasase a la historia del cine hispano como una obra de arte, lo cual no significa necesariamente que nos guste. Cada pieza de arte tiene su tempo y su duración, una poesía no puede recitarse de forma sincopada y durar setenta y cinco minutos por buena que sea porque aburriría hasta a Dionisio el Areopagita. Lamentablemente eso le pasa a esta película, que maneja elementos de algo que puede ser fotografía, "instalación", "performance" o una nueva forma de las artes plásticas, pero que no es cine, porque el cine requiere una historia que pueda ser contada en imágenes.

Leopoldo de Trazegnies Granda

LA VENTANA

TITULO ORIGINAL: La ventana
INTERPRETES: Antonio Larreta, Arturo Goetz, Jorge Diez, Luis Luque, María Del Carmen Jiménez, Carla Peterson. (La mayoría no profesionales).
GENERO: Drama.
DIRECCION: Carlos Sorín.
GUION: Carlos Sorín.
FOTOGRAFIA: Julián Apestequia.
MUSICA: Nicolás Sorín.
MONTAJE: Mohamed Rajid.
PAÍS: Argentina - España (2008)
DURACION: 78 minutos
Fecha de estreno en España: 11/12/2009

RESEÑAS DE OTRAS PELÍCULAS:

IR A LA PAGINA DE CRITICAS DE CINE
IR A LA PAGINA PRINCIPAL
PAGINA ACTUALIZADA EL 18/12/2009


free web stats